Accés al contingut Accés al menú de la secció
 

Línea  R12



Conozca la línea R12


1. Descripción de la línea y del sevicio

Origen – destino

La R12 de los servicios regionales de Rodalies de Catalunya conecta L'Hospitalet de Llobregat con Lleida, pasando por Barcelona y Manresa.

  • Barcelona - Sants
  • Barcelona - Plaça de Catalunya
  • Cerdanyola del Vallès
  • Sabadell
  • Terrassa
  • Manresa
  • Cervera
  • Tàrrega
  • Lleida - Pirineus

Número de trenes por sentido y día

La R12 tiene dos recorridos. El primero llega a Lleida desde L'Hospitalet de Llobregat. El segundo, más corto, da servicio a Lleida desde Cervera.


Número de circulaciones

Media en día laborable (l-v)

Total semanal

L'Hospitalet de Llobregat / Lleida (por Manresa)

L'Hospitalet de Llobregat / Lleida - Pirineus

3 21

Cervera / Lleida - Pirineus

6 40

Lleida - Pirineus / L'Hospitalet de Llobregat

11 80

Lleida - Pirineus / Cervera

6 40

Para conocer el detalle, consulta horarios e itinerarios.

 

2. Datos relevantes

Trenes

Actualmente por la R12 circulan trenes de la serie 470.

La R12 en cifras

Longitud de la línea: 176 km
Número de estaciones: 38
Media de circulaciones en día laborable: 18

 

3. Historia

La historia de la línea entre Barcelona y Lleida por Manresa (R12) se extiende a lo largo de tres siglos, ya que fue una de las primeras líneas de largo recorrido del Estado español. Sus orígenes se remontan a mediados de siglo XIX, cuando la necesidad de conectar Catalunya con el valle del Ebro y el País Vasco determinó la creación del ferrocarril de Barcelona a Zaragoza.

La primera sección de la nueva línea fue inaugurada en 1855 y enlazaba Montcada y Sabadell, ya que la llegada a Barcelona se hacía aprovechando la línea de Barcelona a Granollers. Muy pronto la línea fue prolongada hasta Terrassa (1856), pero las dificultades orográficas del paso por debajo de Montserrat retrasaron la llegada a Manresa hasta 1859. A partir de entonces los trabajos progresaron con rapidez y los primeros trenes llegaron a Lleida en 1860 y a Zaragoza en 1861, donde ya enlazaría con la línea de Pamplona.

La construcción de la línea impulsó la industrialización del interior de Catalunya, sobre todo las industrias textiles del Vallès y del valle del Llobregat. En 1862 se construyó una conexión directa entre Montcada y Barcelona, donde finalizaba en la conocida Estació del Nord (que funcionó hasta 1972). El nuevo ferrocarril facilitó, asimismo, la construcción de ramales de vía estrecha, como el ferrocarril de Manresa a Berga (1885), el Cremallera de Monistrol a Montserrat (1892) y el ferrocarril de Mollerussa a Balaguer (1905).

Durante las primeras décadas del siglo XX el progresivo crecimiento del tráfico hizo que la empresa explotadora, los Caminos de Hierro del Norte de España, iniciara un amplio programa de modernización, que incluyó tanto la electrificación de la línea entre Barcelona y Manresa (1928) como la construcción de un ramal subterráneo hasta la plaza de Catalunya de Barcelona (1932). Después de la Guerra Civil el trazado fue integrado dentro de la nueva compañía estatal Renfe (1941), y durante muchos años fue la línea principal de enlace de Catalunya con el centro y el norte de la península Ibérica. Pero la persistente falta de inversiones (el tramo de Manresa a Lleida no fue electrificado hasta 1981) fue relegando su papel dentro de la red ferroviaria catalana. En los últimos años se ha iniciado un proceso de modernización de la línea y de las instalaciones, que la convertirán en una eficiente línea regional, preparada para su posible conversión en tren tranvía.

 
Fecha de actualización: 12.04.2012